Bruxismo y Ortodoncia

El bruxismo es el hábito inconsciente e involuntario de apretar o rechinar los dientes, normalmente mientras se está dormido, y que puede provocar molestias en diferentes partes de la cara y cabeza.

Existe una íntima relación entre la forma en que encajan los dientes y los problemas de la articulación temporomandibular: ATM. Las personas con un alto nivel de estrés tienes mayor probabilidad de tener bruxismo.

Sintomas que puede tener una persona que sufre bruxismo:

Sensibilidad dentinaria: apretar y rechinar los dientes provoca que se desgaste el esmalte exponiendo la capa que llamamos dentina, que es la más sensible.

Encías inflamadas y/o sangrantes: rechinar los dientes origina recesión localizada de las encías en algunos casos. Si esto ocurre y la higiene no es correcta puede favorecerse la inflamación de las encías por mayor acumulo de placa en el la raíz expuesta del diente.

Dolor de oído y cabeza: Cuando apretamos la mandíbula podemos acabar sintiendo dolor de cabeza o de oído.

Insomnio: si te despiertas en mitad de la noche y sientes dolor mandibular, es probable que sufras un problema de ATM.

La Ortodoncia puede ayudarnos a mejorar el bruxismo ya que existe una íntima relación entre la oclusión y los problemas de ATM.

El tratamiento de ortodoncia alinea los dientes y los coloca en su posición correcta, en relación a la articulación y los músculos de la masticación.

Al estar ambas arcadas, inferior y superior, en completa armonía con la articulación y músculos masticatorios, los dientes chocan de manera natural y puede ayudar a que desaparezcan algunos de los síntomas del bruxismo.

Si crees que puedes padecer bruxismo consulta a tu dentista