Como elegir correctamente al mejor ortodoncista

Alrededor del 80 por ciento de la población adulta tiene algún problema bucal, severo o leve, que necesita ser tratado por un especialista. Por eso la Asociación Española de Especialistas en Ortodoncia (AESOR) ha iniciado una campaña  para ayudar a la población a elegir correctamente al mejor profesional:

1. El ortodoncista ha de estar formado siguiendo los criterios de calidad de la UE. En la página Web de la Asociación Española de Especialistas en Ortodoncia (AESOR) es posible encontrar a un ortodoncista de nuestra localidad que cumpla con los estándares de formación y calidad establecidos por la UE.

2. Hay que exigir que sea el ortodoncista quien diagnostique, planifique y trate cada caso. Cuando existe un problema bucodental severo o leve, el que debe diagnosticar y planificar su tratamiento debe de ser el ortodoncista que realizará además el seguimiento del caso de cada paciente con el apoyo de su equipo de higienistas.

3. Se recomienda que sea siempre el mismo ortodoncista quien inicie, siga y finalice un tratamiento. Para que un problema bucodental sea corregido adecuadamente es necesario además de un diagnóstico y de un tratamiento, un seguimiento adecuado. Por eso, conviene que el paciente sea tratado por el mismo profesional durante el tiempo que dure el tratamiento de ortodoncia.

4. Atención a las ofertas: hay que informarse correctamente. Un tratamiento de calidad requiere del empleo de materiales y de tecnología punta. La Asociación recomienda informarse convenientemente ante las ofertas de ‘tratamientos milagro’ en ortodoncia existentes en el mercado.

5. Exigir el presupuesto detallado de todos los procedimientos que un tratamiento incluye. Es importante que el presupuesto del tratamiento esté bien detallado y que sea claro.

6. ¿Es mi tratamiento el más adecuado para mi diagnóstico? En ortodoncia, solo existe un diagnóstico para cada caso concreto, pero existen diferentes planes o estrategias de tratamiento. Hay que tener claro el plan que mejor se adapta a las necesidades de cada paciente.

7. El éxito de la ortodoncia depende en buena parte de la colaboración del paciente. Mantener una correcta higiene durante el tratamiento de ortodoncia, acudir a las visitas de control periódicas, cuidar los aparatos y seguir las instrucciones y consejos del ortodoncista y su equipo, son algunos aspectos determinantes para el éxito del tratamiento.

8. Con el paso de los años pueden producirse pequeños cambios en la posición de los dientes (recaídas). Nadie puede garantizar una sonrisa bella y saludable de por vida, ni siquiera llevando retención. Por ello, es importante realizar las visitas de mantenimiento con el ortodoncista. Las recaídas tienen buena solución si se tratan a tiempo.

9. El ortoncista debe inspirar confianza y atender adecuadamente. Tener confianza con el ortodoncista y poder comentar con él/ella cualquier aspecto o duda es básico para el éxito de un tratamiento. Muy importante: el paciente debe firmar siempre el consentimiento informado.

10. Todos los casos tienen solución si son tratados por el profesional adecuado. Incluso en el caso de padecer deformidades severas o enfermedades crónicas, tanto niños como adultos, pueden recibir atención ortodóncica si acuden al profesional capacitado para ello