La halitosis o mal aliento: algunos consejos

La mayoría de las veces el mal aliento (halitosis) tiene su origen en problemas bucodentales, existen otras causas que pueden originarlo. Entre las más importantes están algunos problemas respiratorios, digestivos, el estrés o el consumo de algunos alimentos.

Existen pastillas de menta, sprays, enjuagues bucales y otros productos, diseñados para combatir el mal aliento. Sin embargo estos productos solo son medidas temporales porque combaten la causa del problema.

Consejos que te ayudarán a reducir el mal aliento:

  • cepíllate 2 veces al día sin olvidar limpiarte la lengua
  • evita algunos alimentos como la cebolla, el ajo o las especies
  • el tabaco
  • beber mucha agua ayuda a la limpieza y a la eliminación de bacterias
  • utiliza enjuagues antibacterianos
  • visita regularmente a tu dentista para evitar caries y enfermedades periodontales que favorecen el mal aliento.

Las causas son múltiples, pero en el 80% de los casos la boca es la responsable.

Consulta con el dentista tu problema para encontrar soluciones.